Depresión postvacacional

Enviado el sep 5, 2013 en Blog | 0 comentarios

El síndrome postvacacional se define como un conjunto de síntomas que impiden al trabajador hacer de una forma adecuada la transición entre el período de ocio y la vuelta a la actividad laboral.

Desde un punto de vista Energético, durante el periodo estival se han cambiado los hábitos alimenticios, eligiendo otros alimentos más veraniegos o “festivos”, como alcohol, tintos de verano, sangrías,  helados, exceso de zumos tropicales, azúcar, fritos, alimentos salados tipos snacks, que generan en nuestro organismo una acidificación sanguínea, lo que propicia actitudes menos adaptativas a la situación de “volver a la rutina”.

Esta descompensación energética provoca que emociones como el miedo, generado por un riñón debilitado por el exceso de alimentos fríos, la poca flexibilidad que genera el excesivo consumo de alimentos fritos y con exceso de sal, favorecen a  que la situación de retornar a actividades menos placenteras, que de por sí puede ser compleja, se torne más dificultosa aún si cabe.

La buena noticia es que tenemos la capacidad de devolver un pH adecuado a nuestra sangre tomando alimentos más centrados energéticamente, y en solo diez días notaremos una paulatina mejora en el ánimo.

Estos alimentos son principalmente cereales, legumbres, verduras del mar y de la tierra, semillas y frutos secos y algo de pescado principalmente, aprendidos a cocinar de forma saludables

Dejar una respuesta

Sigue este blog

Comprueba tu correo y confirma tu subscripción